+51967580527    ventas@inbetgames.com

Conoce más la relación de los argentinos con los juegos de azar

Conoce más sobre los juegos preferidos de los argentinos y cómo apuestan. Una visión breve de la evolución del juego en este país que sabe cómo jugar

Los juegos de azar en Argentina, una tradición nacional

En Argentina, cada día millones de personas destinada parte de su dinero para apostar a una gran variedad de juegos de azar en las diferentes modalidades disponibles en el país. Es posible afirmar que las apuestas realizadas en la Quiniela son las más numerosas, seguidas por algunos juegos de tarjetas de “rasque y gane”, el bingo (en sus diferentes tipos), el casino, y en los últimos años todas las formas de juego en línea, incluidos las apuestas deportivas (especialmente en el fútbol que es un deporte nacional), junto con los deportes electrónicos que vienen ganando un lugar importante en las preferencias de los apostadores.

Jugar desde antes de la época colonial

Si recordamos un poco de la historia de las apuestas en la zona geográfica que hoy es Argentina, debemos incluir a los pueblos originarios que la habitaban antes de la llegada de los españoles. La mayoría tenía sus propios juegos lúdicos y deportivos, en los que en muchas oportunidades se apostaban objetos que se llevaba el ganador. En estos juegos se utilizaban diferentes elementos como huesos de animales pulidos, que cumplían la función de dados, palitos de madera pintados, pelotas y hasta tableros hechos de diferentes materiales.

Con la llegada de los españoles, también llegaron los juegos de azar europeos típicos de esa época (siglo XV) y de las que siguieron. Estos últimos juegos en donde había apuestas de todo tipo se fusionaron con los de los pueblos originarios y surgieron adaptaciones y nuevas posibilidades de diversión.

Después de que Argentina lograra su independencia de España, los juegos de azar no cesaron, por el contrario aumentaron. Se prohibieron los juegos que implicaran el maltrato animal expreso como las corridas de toros y las riñas de gallos, aunque están últimas siguieron de forma ilegal por muchos años.

A qué juegan los argentinos en la actualidad

La regulación de los juegos de azar, loterías y sorteos en la Argentina está regulada por cada provincia de forma individual, con su propia legislación y tasas de impuestos que deben pagar los operadores. Antes de que la Lotería Nacional (el estado) se disolviera, la Ciudad de Buenos Aires no tenía autonomía para fiscalizar los juegos de azar y lotería que se alojaban en ella, pero hoy tiene su propia Lotería de la Ciudad.

La modalidad de apuestas tipo lotería llamada Quiniela es el juego más popular de la Argentina y genera apuestas en todas las provincias. Consiste en apostar sobre qué números saldrán en las diferentes loterías del país, como la Nacional, la de la Provincia de Buenos Aires, la de Santa Fe y hasta las de algunos países limítrofes, sin importar en el lugar del país que se viva. En la actualidad, jugar a la quiniela es legal y se hace en las casas de apuestas a las que se las llama “loterías” o “casa de lotería”.

Los servicios que ofrecen las casas de lotería en la Ciudad de Buenos Aires y en la mayoría del país son bastante simples. Se pueden comprar cartones de diferentes juegos con premios instantáneos, jugar a la quiniela, y en muy poco lugares ver las carreras de caballos en vivo y realizar apuestas en ellas. Hasta el año 2017, en la ciudad capital existían agencias hípicas en donde los fanáticos del turf apostaban mientras tomaban un café y pasaban un buen momento con otras personas que tenían los mismos intereses. Hoy todavía hay algunas agencias hípicas dispersadas por el resto del país, pero no así en la ciudad capital.

Asimismo, los últimos años se han agregado los juegos de destreza y habilidad en diferentes modalidades como los juegos de mesa y los videojuegos, incluidos los ciberdeportes.

El bingo merece una mención especial. En Argentina se la llama bingo a algunos juegos del estilo de cartón en el que se debe rascar para ver si se obtiene un premio, y a los locales provinciales en donde se juega a muchos juegos de casino, especialmente en formato electrónico, como por ejemplo, las tragamonedas.

El negocio del juego en Argentina

En Argentina, el negocio del juego es tan importante y tiene la misma proyección positiva de crecimiento a futuro que en otros países de Latinoamérica. A principios del 2019, se ha incluido la aprobación de los juegos de azar de diferentes tipos en la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (ciudad capital) lo que es un paso importante en la regulación de todo lo relacionado con una plataforma de apuestas deportivas y de juegos de casino en línea.

Los locales o tiendas de apuestas oficiales se encuentran en todo el país y dependen de cada gobierno provincial, además del de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por lo que para conocer los requerimientos para poner una casa de apuestas es necesario contactarse con la autoridad competente y seguir los requerimientos que se solicitan.

Los requerimientos básicos para abrir una casa de apuestas, tanto en la ciudad capital como en cada una de las provincias son bastantes, y generalmente incluyen (varían según la provincia) varias declaraciones juradas, comprobantes de libre deuda (significa que el permisionario o postulante no tiene deudas de ningún tipo), estar en una situación apropiada con la administración recaudadora de impuestos (AFIP) y contar con el dinero para solventar los gastos que implican montar una casa de apuestas, entre otros.

Por otro lado, el juego en línea tiene tantos seguidores argentinos que las autoridades competentes, tanto en la ciudad capital como en la Provincia de Buenos Aires, han decidido aprobarlo después de muchas discusiones al respecto, mientras que en varias provincias (Río Negro, Chaco, Neuquén y Misiones, entre otras) ya habían aprobado los juegos en línea hace tiempo. Las modalidades de pago son diferentes, en su mayoría se manejan con tarjetas prepagas y tarjetas de crédito.

No hay duda de que a los argentinos les gusta el juego, gastan más de 5000 millones al año en apuestas, y sus preferencias se diversifican entre una gran variedad de opciones disponibles en todas las provincias. Se dice que hay más de 70.000 tragamonedas en todo el territorio argentino, muchas de ellas localizadas en la ciudad de Buenos Aires, en los espacios aprobados para el juego, como es el caso del hipódromo de Palermo y su sala de juegos.

Los casinos más importantes del país

En el pasado, los casinos tradicionales eran un lugar de diversión para millones de argentinos, especialmente nocturno, en donde iban a probar suerte durante las vacaciones o los fines de semana. A pesar de que las costumbres cambiaron y que los juegos virtuales acaparan la atención de los más jóvenes, los casinos siguen siendo una atracción turística en el país y tienen un público fiel. Los siguientes son algunos de los casinos más lindos de la Argentina.

  • Casino Buenos Aires. Este casino de lujo está abierto las 24 horas del día y está localizado en la ciudad capital. Además del casino que les ofrece a los jugadores las mejores opciones de juegos de casino tecnológicos, aloja varios locales de gastronomía y un espacio para los shows musicales.
  • Trilenium Casino. Un casino ubicado en el partido de Tigre en la Provincia de Buenos Aires. Está abierto las 24 horas de jueves a domingo, mientras los demás días está abierto casi 19 horas seguidas. Tiene un salón de comidas con diferentes propuestas, además de algunos restaurantes por separado. También cuenta con shows y varias salas de juego con 74 mesas y diferentes modalidades de ruleta, tragamonedas, póquer, blackjack y craps, entre otros.
  • Casino Central de Mar del Plata. Es uno de los casinos más hermosos del país por su arquitectura de estilo ecléctico. Fue diseñado por Alejandro Bustillo e inaugurado en 1939. Tiene más de 100 mesas de juego y 700 tragamonedas. Entre las mesas reina la ruleta que ocupa la mayoría de las mesas. También aloja un restaurante de cinco estrellas.
  • Mayorazgo Hotel Casino. Un complejo ubicado en la ciudad de Paraná en donde se puede encontrar un servicio completo y de gran categoría para alojarse, descansar y disfrutar de los juegos de azar en su modalidad tradicional y la de los juegos virtuales. Asimismo, brinda una gran variedad de shows para los usuarios del casino, los huéspedes del hotel y todos los visitantes externos que deseen pasar una noche diferente.
  • Winland Casino. Está ubicado en la localidad de Guaymallén y su tamaño es llamativo, es uno de los más grandes del país. No solo se caracteriza por su sala de juegos, sino también por sus promociones y bonos.
  • Regency Casino Park Hyatt de Mendoza. Un casino premiado cuatro veces como mejor casino de la región con el World Travel Award. El edificio que ocupa este espacio de juegos tiene tres pisos con 3000 metros cuadrados en total. Con 660 tragamonedas en el primer piso y más de 15 mesas de juego en el tercero, el segundo piso es un sector de esparcimiento para los espectáculos y la gastronomía de lujo, como el resto del casino.

Estos casinos argentinos descriptos rápidamente son solo algunos de los que hay en el país. Existen muchos otros, quizás de menor tamaño, pero igual de importantes para los jugadores de cada región.

El factor promocional

Los casinos, tanto los tradicionales como los digitales, las casas de apuestas, las loterías y otros juegos de azar populares en el país tienen sus propias estrategias de marketing, que generalmente, se basan en hacer conocer los servicios y los juegos disponibles. Sin embargo, una de las formas más importantes de atraer nuevos clientes es haciendo conocer las promociones especiales (que en los casinos hay muchas), los bonos, los eventos y los premios.

Por otro lado, la regulación de cada provincia y también de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires incluyen las prohibiciones relacionadas con lo se debe incluir en la publicidad y lo que no. Generalmente, en las campañas publicitarias el juego se promociona a través de sus distintas modalidades, y siempre poniéndose énfasis que está prohibido para los menores de 18 años. Además, todos los casinos y las plataformas de juego deben advertir sobre la ludopatía, y si es posible llevar a cabo algún plan concreto al respecto.

También el marketing está dentro de los casinos, en cómo se distribuye y se decora una sala de juegos, las máquinas tragamonedas y los espacios en donde se ofrecen otros servicios.

Conclusión

No hay duda que en Argentina, las personas que desean disfrutar de los juegos de azar y las loterías en todas sus modalidades no se van a quedar sin cumplir su sueño. Hay variedad de oferta del mejor nivel, además de cultura y legislación del juego, ahora más que nunca.

Por otro lado, los emprendedores interesados en el universo del juego tienen la oportunidad de abrir un casino, con software de última generación, como el de InBet Games, o poner una casa de apuestas sin problema, en caso de cumplir con la reglamentación y los requerimientos solicitados.

Los argentinos tienen una excelente y duradera relación con el juego, por lo que el futuro puede ser aún mejor que el presente para esta industria. En este país se promueve el juego responsable, para que esta industria continúe creciendo, pero no solo por los operadores, sino también por las personas que reciben los beneficios que son posibles gracias a los impuestos que se cobran a través de los casinos físicos y en línea, a los juegos de lotería y a las casas de apuestas deportivas.

Ningún Comentario


Deja un comentario